domingo, 2 de junio de 2013

Los problemas de jugar a OldHammer con nuevos jugadores.



 Llevo un tiempo, volviendo a jugar partidas de 4ª/5ª edición de warhammer con algunos amigos. Muchos de ellos viejos jugadores, y otros que no lo son tanto. Han sido partidas emocionantes y muy divertidas. Al menos en el caso de las partidas con los jugadores de antaño. Pero no tanto con los jugadores nuevos.
 Con jugadores nuevos, me refiero a aquellos que empezaron en Warhammer de 6ª edición en adelante, pero que han decidido unirse a nosotros, ya fuera por probar algo nuevo, o simplemente por que 8ª no les ha gustado.
 El gran problema que surge al jugar con estos jugadores, es que ellos hacen las listas de ejército y se toman las partidas, de la misma manera que hacen actualmente todos (o casi todos) los jugadores de torneos. Es decir, ultra afilando la lista, y usando solo aquello que sale rentable.


 A los jugadores que llevan menos años en esto, les puede parecer algo obvio y normal, pero no lo es para los jugadores veteranos que disfrutamos jugando partidas en aquellas ediciones. El por que ocurre esto, es creo  yo, principalmente por dos factores:
-1º.Internet
-2º.El abaratamiento de los costes de las miniaturas.

Internet. Hoy en día es muy sencillo para cualquier chaval, acceder a la red, y buscar listas de ejércitos de la raza que haya elegido, que hayan ganado torneos, o que la gente considere la mejor que se puede llevar con esa raza/facción. Como vivimos en un mundo muy competitivo, donde los niños maman desde muy temprana edad que hay que ganar si no eres un "pringao", no les importa en absoluto el copiar esa lista para jugar. Aunque no sea la idea que el tenía tras leerse el libro, o no sean las minis que el quería llevar. El ganar está por encima de todo.

El abaratamiento de los costes de las miniaturas. Si, ya se lo que me vais a decir todos, "estás loco, como puedes decir que se han abaratado si hay que gastarse mucho más ahora que antes para tener un ejército" Y si, es cierto, hacerse un ejército al completo hoy en día, es más caro que hacérselo en 4ª o en 5ª edición. Pero por que ahora hay que usar el triple o mas de miniaturas que entonces. Si te pones a comparar los precios por miniatura (sobre todo por que ahora hay en plástico lo que antes solo había en metal), cada mini sale más barata. Y si encima vas a jugar a un juego donde se utilizan menos de 1/3 de las minis que hacen falta ahora, ya ni te cuento. Por ejemplo, en 5ª edición, un Juggernauth de Khorne, valía 5200 ptas, y llevaba un marine espacial encima, por lo que para hacerte un desangrador en Juggi, tenías que comprar la montura por un lado, y un blister de desangradores (que llevaba dos) por otro a 1275 ptas. Total, que cada uno te salía por unas 6000 ptas. Una unidad de 3 te salía por 18.000 ptas. Hoy en día tienes una caja con 3 de plástico por 40 euros (6600 ptas de entonces). Cuando además,por aquel entonces, el que hoy en día es el mileurista, era el que ganaba entre ochenta y cien mil pesetas. Con lo que esas 18.000 pesetas representaban aún más dinero que los 40 euros de hoy en día para el mileurista.

 Estas dos circunstancias han hecho, para mi modo de ver, el que admitir a jugadores noveles (repito, con noveles me refiero a que lleven en esto desde 6ª edición como mucho) en un grupo de jugadores de Oldhammer, no se lo más adecuado si queremos divertirnos y rememorar partidas de antaño.
 La prueba es evidente, la imagen que los jugadores veteranos tenemos por ejemplo de un ejército de elfos silvanos en 4ª edición sería esta más o menos.



 Mientras que la lista que me entregó para jugar uno de esos jugadores, solo llevaba arqueros, 3 hombres árbol, y un par de águilas. Cuando le pregunté que donde estaban sus guerreros elfos silvanos, lanceros, bailarines, etc, su respuesta fue:

 -" Pfff, que dices socio, si es que son una mierda. Son carísimos para lo que hacen."

 Evidentemente mi respuesta fue:

-"Si, tienes razón. Y creo que es mejor que te vayas a jugar con tus "socios" a 7ª."

 Un amigo me dijo hace poco, que no es que nosotros en nuestros tiempos, no nos hubiéramos hecho unas listas ultra perras si hubiéramos podido, si no que hacíamos las listas con lo que teníamos (no se estilaba por entonces el uso de proxies). Es muy posible, pero no por eso hacía que las partidas así fueran menos divertidas. Al contrario, a mi forma de ver, lo eran mucho más. Uno no metía una unidad por que fuera más o menos buena, la metía por que se la había comprado y no iba a dejar de usarla por que fuera mejor o peor. Y como todos hacíamos lo mismo, en las mesas de juego se veían muy a menudo unidades que hoy en día no se ven ni aunque le pagaras por llevarlas a los jugadores.

 Esto no es algo que solo pasa en Warhammer. Ya nos había pasado en la asociación, jugando tanto a Mordheim, como a Gorkamorka. Muchos de los que decidieron jugar la campaña, eran jugadores que no habían jugado en su día cuando salio el juego. Además, estos juegos fueron pensados para jugarlos con el mismo espíritu que se jugaban sus hermanos mayores en esa época. O sea, tu equipabas a los miembros de tu banda, con lo que llevaban las minis de la banda que te habías comprado. No te ponías a buscar cual era la mejor combinación de equipo y hombres a llevar cuando te hacías la banda. Ahora es al contrario, los chavales diseñas su banda pro, y en función de eso, buscan las minis o las preparan de otros modelos de plástico.

 En definitiva, jugar a ediciones pasadas de Warhammer, Warhammer 40k, Mordheim, Necromunda, etc, está muy muy bien, siempre y cuando juegues con gente que se va a tomar el juego con el mismo espíritu con que nos lo tomábamos nosotros entonces.

10 comentarios:

  1. No puedo estar más de acuerdo contigo. A pesar de que yo empecé a jugar en 6ª, nunca me gustaron esas formas de jugar, buscando masacrar al enemigo, si o si, dejando de lado la diversión del juego por el juego. Esto, unido a la deleznable politica de GW para sus clientes (nosotros) me ha llevado al abandono del juego.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. En realidad, da igual la edición a la que juegues, lo importante es como te tomas el juego. El problema principal cuando hablo de jugadores nuevos, es que es muy difícil encontrar jugadores que empezaran de 6ª para adelante, que lo vean como tu. Si es más habitual verlo en gente como yo que lleva jugando desde ediciones muy antiguas (en mi caso desde la 1ª) Pero muy raro verlo en gente que empezó a jugar en ediciones tan competitivas. Como digo, tampoco es del todo culpa de ellos, es lo que les han enseñado. Pero oye, el que haya gente como tu Marcos, quiere decir que su parte de culpa si tienen.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego tienes razón también en señalar al culpable de parte de esa tendencia: Los torneos y quien los fomentó ...
    Es cierto que me encontré mucha gente que se tomaba las pachangas como entrenamiento para afilar sus listas e incluso en algunos momentos caí en esa tentación de tratar de optimizar mi lista, pero me di pronto cuenta que eso elevaba el juego a un nivel de competitividad que no iba conmigo.
    En fin, seguro que en breve podré acudir a una de esas partidas de retrohammer y disfrutaré de un buen rato invertido;)

    ResponderEliminar
  4. Pues si, espero que sean de tu agrado, y que se convierta en una costumbre jeje.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, estoy en mayor o menor medida de acuerdo con lo expuesto. Yo cuando juego, lo hago para pasar un rato agradable, jugar con las minis que tengo o me dejan que me gustan y tirar montañas de dados.

    En WH Fantasy, soy o era jugador enano, yo era de los que iban con 6 cañones, un par de unidades de enanos con rifle, una megaunidad de matadores, mi rey, mis martilladores, mi par de unidades de guerreros del clan y mi girocoptero (obviamente hablo de 5º ed).

    Y siempre me saltaba el tipico que decia: ¿porque metes tantos matadores? con 10 te sobran, por que tanto cañon? con 2 te sobra, el girocoptero no renta... los martilladores.. mejor unos mineros...

    Joder, yo jugaba con las minis que tenia y que me gustaban! Obviamente habia mejores opciones, pero y como me molaba poner mis cañones que no llegaban al turno 3 porque me llegaba el rey alto elfo en dragon (700 y pico puntos de nada) volando alto, se posaba alli al lado y desaparecian los cañones... pues bueno, es lo que habia.

    Ver como esa unidad de 28 matadores atravesaba el campo de batalla de punta a punta corriendo detras de sus enemigos los cuales no querian trabarse en combate honorable con estos pobres que buscaban la muerte lo mas rapida posible.

    Yo no soy jugador de torneo y no me gusta nada la tendencia que tiene ahora mismo... prefiero las partidas en casa, de buen rollo y con muchas risas a las listas mega afiladas de torneo que ocasionan partidas insulsas.

    ResponderEliminar
  6. Pues de eso se trata. Que el 90% de los jugadores que empezaron a partir de 6ª, no lo ven así. De hecho,juegan con las minis que tienen, pero por que es que primero hacen la lista afilada, y en función de eso se compran las minis.

    ResponderEliminar
  7. Yo empecé a comprar miniaturas antes de que apareciese 4ª. Compraba las que me gustaban (me gustaba la fantasía en general, así que caían de cualquier raza) y las que estaban disponibles en una tienda de un pueblo cercano, que las importaba de UK.
    Cuando empecé a jugar realmente con 4ª jugaba con lo que tenía y con lo que conseguía en aquella tienda. En el libro de ejército había cosas mejores pero, como no las tenía, las obviaba y tan panchos. Y tampoco lo pasé tan mal jugando con una lista de altos elfos que era poco más que lanceros y arqueros a cholón.
    Jugando con silvanos me horrorizaba la idea de meter el carro de guerra, porque no le encontraba ningún sentido a un carro en un ejército que lucha en el interior de un tupido bosque. Tampoco incluía caballería ni voladores porque mi lista temática estaba centrada en el corazón del bosque, donde no había lugar para esas unidades.

    Como te comentaba en otra ocasión creo que en lugar de organizar campeonatos de Oldhammer tendríamos que hacer concilios (o como queramos llamarlos). 0% competitividad 100% diversión.
    Si hay premios sería fácil: cada jugador pone una nota a su adversario según lo bien que se lo haya pasado con él. Al finalizar el evento el jugador con más votos será el ganador.
    El juez podría guardarse el recurso de penalizar con tantos puntos como considere oportunos a quien no se abstenga al Espíritu del Juego.

    Estaría bien poder rescatar algún artículo de Stillman para futuros posts. Seguro que tienes un montón por ahí ;)

    ResponderEliminar
  8. Pues hombre, por tener, los tengo todos. Como creo que ya te he comentado alguna vez, yo tengo la colección completa de la WD, tanto española como inglesa (y muchísimos números de la americana y la francesa). Y si, creo que empezará a poner algunos de sus artículos por aquí.
    Y respecto a los concilios, quedadas, yo estaría encantado de acudir a alguno. Da igual donde se celebrara. Si me pilla bien de fechas, iría sin dudarlo.

    ResponderEliminar
  9. Hola.
    Me uno a los comentarios porque me siento identificado con algunos ^_^.
    Yo jugaba con enanos de infantería, o con el tren de artillería, depende del día. Pero de punta a punta. Y siempre corriendo para buscar el combate honorable, a poder ser contra un colega piel verde que jugaba con el mismo espíritu pachanguero que yo.

    También he escuchado mucho esas fétidas palabras: "eso no renta, para que lo metes". Pues, lo meto porque me gusta, lo meto porque es lo que tengo, lo meto porque es lo que hay que meter. Una unidad de marines codex son diez marines, con un arma especial (lanzallamas) y un arma pesada (lanzamisiles). Y punto. Eso de meter cinco minis un un fusión o plasma es cosa de caóticos, que El Emperador los maldiga. Como mucho te acepto que cambies las armas (adoro los bolter pesados), pero el número es diez. Lo dice el códex y lo dice el Emperador.
    Pues conversaciones de estas, muchas. Y aberraciones las hemos visto todos. Elfos sin infantería, eldar con toooodas las sendas de la guerra, necrones sin necrones, todo cosas que volaban o retrovolaban... Tiránidos con 6 o 9 cárnifex sin ser apocalipsis...
    EL espíritu de juego no se ha perdido, solo ha cambiado a golpe de "lista afilada de interné" y "mastercard".
    Yo me bajé del carro antes de palabras como "spam", "over" o "nerfeado" fueran habituales al hacer una lista de ejército. Ahora me limito a alguna patrulla de combate o algún Mordheim. Que es donde se disfruta del juego.
    Ya no le veo gracia a soltar 200 minis en la mesa. Antes si, porque lo hacía con mi alfombra tiránida y me meaba de risa. Pero ahora que cualquier ejército lo puede hacer (o casi...) pues no tiene gracia.

    En fin, saludos y nos iremos leyendo.

    ResponderEliminar
  10. Amén hermano, un tío como el sagrado Emperador manda. Personalmente, a mi forma de ver, un juego donde llegues a oír una sola vez esos términos (nerfeado, spam, etc)es que se ha convertido en una mierda de juego. Así, con todas las letras y sin anestesia.
    Y como bien dices, 200 minis las tendrían que poder poner en mesa, solo ejércitos como los tiránidos, o los pieles verdes/skaven en el fantasy.
    Por eso entre otras cosas, soy un acérrimo defensor de jugar solo con los ejércitos totalmente pintados. Por que más de uno se lo pensaría dos veces, si además de tirar de mastercard y lista de "interne", tiene que pegarse un buen curro en pintar todo el ejército. ¿Y si luego no le funciona? Pues trabajo y dinero para nada, ajo y agua. Y si quieres buscarte otra megalista, pues ya sabes, otra vez a sacar visa oro y a pegarte un currazo de miedo.
    Esto evidentemente, se puede obviar con alguien que está empezando, y ves que sus unidades aunque no estén pintadas, son variadas y no van en lista afilada a más no poder.

    ResponderEliminar