jueves, 29 de mayo de 2014

Poseído por el Caos.



 En esta ocasión, vengo a traeros un ejército no mío ni de mi hermano. Ni siquiera uno que hayamos pintado por encargo. En esta ocasión os traigo un ejército de mi socio Luife. Es uno que ha pintado recientemente (bueno, aún le faltan algunas cosas) animado precisamente por vernos a mi hermano y a mi pintar ejércitos Oldhammer. Pero bueno, lo mejor es que el mismo os lo cuente.

 Un buen día, mientras tomábamos unas hamburguesas cuyo tamaño superaría al de ciertos bicharracos sobre los que los Ogros suelen cabalgar, Víctor me ofreció uno de sus ejércitos del Caos que vendía por razones familiares (esto es, su mujer le obligaba a desalojar espacio en su casa so pena de destierro). Lo cierto es que tenía bastantes miniaturas que siempre me habían gustado y nunca tuve el gusto de pintar, de modo que ¿Por qué no? Acepte el trato no sin antes agradecer el increíble precio al que me lo vendía. Víctor es así: todo corazón. Siempre he sido un fanático de Nurgle, así que el destino de este ejército estaba realmente claro. Ya fantaseaba con pústulas, tentáculos y putrefacción. Desconocía que el Caos tenía otros designios para mí.
Semanas después de comprar el ejército, mientras montaba algunas unidades, me preguntaba qué tipo de verde utilizaría para pintar a los Guerreros del Caos. Fue entonces cuando pensé ¿cómo es posible que un ejército del Caos esté destinado a una deidad que yo elijo libremente? ¿Es eso realmente caótico? ¿Acaso un simple mortal puede elegir a qué deidad del Caos venerar sin que ella lo elija antes a él? Reconozco que me fastidiaría mucho tener que pintar un ejército de Slaanesh. Tanto color morado, piercings en los pezones y medias de liga de latex me resultaban excesivamente sospechosos, y yo quería conservar mi inquebrantable identidad sexual. No obstante, resolví que había de ser valiente y arrojado y entregarme a las manos del Caos aceptando sus planes, fueran cuales fueran. Victor y yo quedamos para tomar un café e hicimos una improvisada tabla con resultados para una tirada de dados. Tachamos al dios Khorne porque en aquel momento él acababa de subir al blog un ejército de este dios pintado por su hermano, y sería algo redundante volver a pintar otro. Khorne ya lo había escogido a él (aunque en realidad me poseyó a mí también en mi etapa adolescente, en la que solía decapitar miniaturas, pero eso es otra historia). Solo tres dioses me quedaban para debatirse mi alma y apoderarse de ella. Tiramos los dados y….

¡¡¡TZEEENTCH!!!

Cuando el dado cayó en la mesa, una manada de pájaros inició violentamente su vuelo en la calle, una taza de café se derramó en una mesa próxima a la nuestra, un señor sufrió un paro cardíaco en el retrete, un gitano ganó la lotería y a Víctor y a mí nos dio un TIC idéntico en el ojo derecho que duro 33 minutos exactamente. Tzeentch había hablado, y ambos notamos su presencia en aquellos instantes….

Bien, tal vez un chico que ha estudiado filosofía y se complace con las aventuras de un mago llamado Rincewind tampoco sea un mal discípulo de Tzeentch después de todo. Los dados había hablado y El Que Cambia Las Cosas me había apartado para su rebaño. Solo restaba comprar botes de azules a mansalva y empezar a pintar la grotesca obra que esperaba en mi escritorio.
No quería un ejército de Tzeentch “típico”. He visto ejércitos por Internet muy bien pintados, pero excesivamente uniformes para mi gusto. Tzeentch no puede tolerar que en su ejército, dos Guerreros sean exactamente iguales. Sus tropas han de cambiar de color (y tal vez de forma y extremidades) durante el transcurso de una batalla. Además, renunciar a la uniformidad me acercaba a ese dulce y añorado pasado oldhammerísitico, donde las miniaturas eran más chillonas, el rojo se usaba sin complejos y era polivalente, y aun se vendían pinturas metálicas moradas y verdes. Mi ejército habría de ser un torrente incontrolado de colores, y así lo hice: experimenté y probé a pintar Guerreros del Caos con dos (o más) colores fundidos, utilicé mutaciones para los Barbaros del Caos a Caballo, pinté escudos con rostros grotescos (recurso muy del gusto de cualquier Oldhammeriano que se precie), combiné metales reales con Non Metallic Metal e incluso me atreví a pintar un Ogro del Caos de color azul. Sobre todo, recurrí a una medida IMPRESCINDIBLE para todo fanático Oldhammer: PINTAR TUS PROPIOS ESTANDARTES EN PAPEL. El resultado podéis verlo en estas páginas.














  
Oldhamerismo puro en el estandarte.
Toma tatuajes pintados a mano.



¿A alguno le suena de algo la  estatua en la que están subidos estos dos impresentables?






El general del ejército.
He de comentar que algunas miniaturas son antiguas, pero otras como ciertos Guerreros del Caos y los Bárbaros del Caos a caballo son relativamente recientes. Incluso compré algunas cosillas de Otherworld Miniatures o The Russian Alternative. Aun así, uno puede conseguir un toque Oldhammer pintando con ciertos patrones, tales como el utilizar rojos intensos, aplicar colores chillones y hacer que dos miniaturas nunca sean iguales aun cuando vayan en el mismo regimiento. Siempre he pensado que el estilo antiguo de pintado Citadel era mucho más parecido al estilo “Foundry” o histórico que al actual de Games Workshop. Pintar este ejército ha sido una labor ardua y titánica, pero al final he quedado satisfecho y Tzeentch ha enviado a uno de sus heraldos para felicitarme. Aun queda por terminar una unidad de Caballeros del Caos, poner los escudos a los bárbaros a pie, y algunas cositas más que estoy esculpiendo, pero el núcleo principal ya está listo para la batalla.  

Si tenéis en vuestras estanterías miniaturas con cierto “abolengo” que se aburren de comer polvo a diario, no lo penséis más, comprad varios botes de rojo, verdes intensos, azules “mágicos” y morados, y comenzad a darle al pincel y a pintar vuestros propios estandartes en papel (¿Qué es eso de estandartes de plástico? ¿Quién puede sucumbir a semejante herejía?). Hoy día tenemos la suerte de tener productos que harían que el ejército peor pintado de la actualidad pudiera competir cualitativamente con un ejército estándar de “aquellos tiempos”. Solo hay que tener muchas ganas y dominar 2 o 3 técnicas básicas. El resto ya lo dispondrá Sigmar……..o EL CAOS.


  Bueno ¿es o no es una pasada de ejército? En cuanto Luife termine lo poco que le falta, promete echarle una foto de familia a todo el ejército. Esto seguro de que si los ejércitos de mi hermano y míos, os han gustado, este os encantará a todos. Como siempre, esperamos vuestros comentarios.

47 comentarios:

  1. Brutal, es sencillamente brutal. Y si, tienes razón, es una pasada.

    ResponderEliminar
  2. A-C-O-J-O-N-A-N-T-E. EL tatuaje del dragón del brazo del ogro me ha dejado boquiabierto. Coincido también, es una pasada de ejército.

    ResponderEliminar
  3. Este es uno de los mejores ejércitos del caos que he visto en tiempos...Y además capta perfectisimamente la personalidad cambiante y colorista de el amigo Chehco, me encanta

    ResponderEliminar
  4. Madre mia que pasada. A su lado mi ejercito es un puñado de muñecajos manchados. Me encanta tio es el mejor ejercito del caos que he visto nunca.
    La cabeza de estatua esa en la que están subidos esos barbaros, no es la del enano de la cabecera del blog?
    Los barbaros de que marca son? Los que están en la estatua me refiero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, así es. Mi amigo Pablo Ronda, me esculpió varios bustos de este enano como regalo, y he usado uno para que Luife lo pusiera en su ejército jejeje.

      Eliminar
    2. NO llores David, que si tu lloras los demás nos tenemos que pegar un tiro, que eres el que mejor pinta del grupo.

      Eliminar
  5. Menudo nivelazo que tiene este ejército. Desde luego como bien dice su dueño, hace no demasiados años, un ejército así hubiera estado sin ninguna duda en las vitrinas de la central de GW solamente.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por vuestras palabras amigos, me dan mucho animo. Aunque alguno no se lo crea, no me suele gustar lo que yo pinto porque siempre tengo alguna excusa o defecto que veo en mis miniaturas. Leeros me hace ver que este exceso de auto-exigencia muchas veces es más ficticio que real. Muchas de las miniaturas eran de la antigua escuela, y pintarlas no era meritorio porque están tan bien esculpidas que con cosas muy básicas quedan excelentes. Los bárbaros sobre el busto enano son de The Russian Alternative. Esta marca tiene algunas referencias excesivamente modernas para mi gusto, pero los barbaros en concreto son brutales. Sus Enanos del Caos tienen una estética muy continuista y coherente con los Enanos del Caos antiguos de Citadel (los de barbita rizada). Espero enseñaros pronto mas engendros de esta horda demoniaca. Cuando acabé de pintar el ejército, me percaté que tenia 6 dedos en la mano izquierda, que solo necesito dormir 2 horas al día y que no puedo comer otra cosa que no sea tungsteno. Espero no mutar mucho y acabar lo que queda por pintar.

    ResponderEliminar
  7. Oh myy god, is awesome!!
    Es una pasada si señor, tu lo has dicho.

    ResponderEliminar
  8. Precioso!! Simplemente increible.

    ResponderEliminar
  9. Sin palabras, es sencillamente soberbio. Desde luego, así da gusto ponerse a ver ejércitos.

    ResponderEliminar
  10. Hola.
    Felicidades, un gran trabajo.
    Detalles como el "clásico" estandarte citadel y cosas así le dan un gran valor artístico y añejo al ejército. Lo dicho, felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se le da muy bien hacer estandartes muy molones.

      Eliminar
  11. Con este ejercito da miedo hasta jugar con él, no lo vayas a estropear jejejeje

    Sencillamente, impresionante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que darle unas buenas capas de barniz para poder usarlo si.

      Eliminar
  12. Que molones! Me entran ganas de pintar mis guerreros del caos. Gran trabajo!

    ResponderEliminar
  13. Pa mear y no echar gota, que dirían en mi pueblo. Me uno a las felicitaciones, menudo curro que tienen todas las miniaturas, hasta el más simple guerrero está pintado con una calidad altísima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es una cosa que tienen sus ejércitos (como uno de Khador de Warmachine que me está terminando para Warmachine) que deja un gran acabado a todas y cada una de la miniaturas que lo componen.

      Eliminar
  14. Espectacular... yo de mayor quiero ser como él... ah, no, que ya soy mayor :_(
    ¿Se puede saber como se han hecho las peanas de lava? Por curiosidad... nada de copiar vilmente... nooo...

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, es otro tutorial que podría currarse Luife, uno de peanas de lava jeje.

      Eliminar
    2. Vale, os haré un tutorial. Es muy sencillo, solo hay que dominar un poquillo los fundidos de colores mientras aun están húmedos. Haciendo esto, salen enseguida.

      Eliminar
    3. Déjame tu cámara con tarjeta, canalla!

      Eliminar
  15. Me has quitado las ganas de seguir pintando ...... Comparado con tus miniaturas las mías son muñecajos .bueno aún así lo seguiré intentando .Luife son realmente impresionantes .un trabajo EXCELENTE

    ResponderEliminar
  16. Bueno, no tenemos que desanimarnos. Luife está a un nivel totalmente distinto al nuestro, y tampoco es que nosotros busquemos dejar cada ejército así. ¿Que molaría? Claro, pero mira lo que ha tardado Luife en acabarlo. A ese ritmo no acabaríamos nunca de pintar (y no es que tengamos visto acabar pronto precisamente al ritmo que vamos precisamente jejeje)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Oscar Honrado, ya le he dicho a tu hermano muchas veces que cuando vengas por aquí nos tenemos que conocer y tomarnos una cerveza Bugman (o Bud-man). Es cierto que he dedicado mucho tiempo a cada miniatura, de hecho las he ido pintando de una en una y no en serie. Creo que lo máximo que he llegado a pintar han sido dos caballos juntos en una tarde. Pero también es cierto que me he puesto las pilas y he dedicado todo el tiempo libre que tenía a este ejercito. No es por echarme flores, pero es duro terminar de pintar una tanda de napoleónicos de encargo una tarde, tener el cuello hecho pedazos y el culo diciendo "levantante ya, puñetas, no me hagas estar más tiempo sentado" y, justo entonces, empezar con mis tzeentchianos. Aun así, si uno no quiere pintar a mi nivel, que yo definiría como un nivel "elegante" sin llegar ni mucho menos a la complejidad del Spanish Team y similares, hay formas de liquidarse ejércitos con buenos resultados y sin mucho esfuerzo. Para mí, el ejemplo de esto es el archiconocido Doctor Phil Hendry, historiador y pintor de miniaturas. Su secreto no es otro que el Army Painter (sin iluminaciones ni extras), unas bonitas bases vistosas y unos estandartes llamativos.

      http://www.philhendry.me.uk/Phil_Wargaming_Website/sassanid_photo_album/index.html

      De esa manera, este hombre es capaz de liquidarse ejércitos enormes a tiempo razonable. Y por otra parte, y para acabar divagando un poco, no está mal pensar qué es lo que quiere uno y qué es lo que puede hacer en esta vida. Yo quisiera tener muchos más ejércitos pintados de esta manera, pero sé que no puedo, no por falta de capacidad "pictórica", sino por falta de tiempo, por cansancio físico y porque tengo otras obligaciones que sé que me lo van a impedir. Por tal motivo, he decidido que, después de este ejército de Tzeentch, solo quiero tener poquitas y pequeñas "warbands" que me permitan terminar de pintarlas en un par de semanas. Yo no juego mucho, por no decir nada, y para una partida o dos que juegue con Victor en mi casa tampoco necesito ejércitos enormes que me permitan organizar un fin de semana épico. Quiero una formación pequeñita, que me permita meter miniaturas que me gusten, pintarlas sin agobio, y echar una partidita que nos haga disfrutar y que no reste excesivo tiempo a las obligaciones familiares de Victor y a mis compromisos vitales/amorosos. Eso me limita y me restringe mi posible colección a no tener todos los ejércitos, sino unos pocos y compuestos de poquitas miniaturas pero ¿qué es más importante? ¿cantidad o calidad? ¿Dr. Phil Hendry o Jakob "Rune" Nielsen? Para mí los ejércitos que pinto son descendientes míos, testimonios de lo que yo soy, fruto de mucho trabajo y mucha dedicación. Probablemente no tenga en la vida muchas oportunidades de pintar un ejército de Tzeentch, así que ¿por qué no dejarlo lo mejor posible? Esta es mi óptica como alguien que pinta mucho más que juega (y aun no juego a nada), y que probablemente será muy distinta de los que os dedicáis más al juego puro y duro. La cuento para qué entiendas por qué cuando paso al cuarto de juegos de Victor, me da fascinación a la par que AGOBIO: si yo tuviera esa cantidad de miniaturas, con el afán que tengo por pintar todo lo que se me pone por delante con cierto nivel, creo que me daría un cortocircuito ;))))

      Eliminar
    2. Por cierto, dejo un enlace al foro de Steve Dean donde publiqué unos celtas que pinté para Warlord Games. Lo dejo solo para fardar porque KEVIN DALLIMORE ME HA PUESTO DOS CARITAS SONRIENTES CON DEDOS PULGARES LEVANTADOS!!!! ES EL DÍA MÁS FELIZ DE MI VIDA ;) http://www.sdean-forum.co.uk/phpBB3/viewtopic.php?f=9&t=37053

      Eliminar
    3. El Dr Phill Hendry es un genio, de él he copiado yo mi forma de pintar minis históricas con army painter, e iluminando después encima.

      Eliminar
    4. Y que conste que no son las que mejor te han quedado de esas, por que yo tengo otra copia de ese Leonidix como yo lo llamo también pintado por ti, que están aún mejor.

      Eliminar
    5. Todo lo mejor para tí, Victor. Si muriera yo antes que tú, heredarías mi colección. Oh...¿que es eso? ¿Es posible que haya un Ninja con catana apoyado en el alfeizar de mi ventana? ;)

      Eliminar
  17. Brutal. Además, la mezcla de miniaturas nuevas y viejas queda muy bien, gracias a la paleta de colores... :D

    ResponderEliminar
  18. De lo mejorcito que he visto en años. Felicidades, es un ejército espectacular.

    ResponderEliminar
  19. PURO ARTE. Vaya EXQUISITEZ de miniaturas... Es un verdadero placer contemplarlas, con qué virtuosismo es tratado cada detalle. No es difícil darse cuenta de que eres una persona con un grandísimo talento. ¡Sabes darle a todo un toque de excepcionalidad, BELLEZA!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podría estar más de acuerdo. Este ejército es puro ARTE en miniatura.

      Eliminar
  20. Uffff vaya una maravilla de miniaturas. Felicidades, te ha quedado un ejército que ni en muchas exposiciones.

    ResponderEliminar
  21. Muy muy wapo el ejército. La unidad de 5 ogros clasicotes es imponente.

    ResponderEliminar
  22. Es realmente impresionante el acabado que les has dado. Están a un nivel altísimo tanto las miniaturas más antiguas, como las clásicas, y las modernas. Las has combinado muy bien, y dan una sensación de uniformidad, a pesar de estar en tantos esquemas de colores distintos, que ya quisieran muchos ejércitos que llevan todas las miniaturas pintadas igual. El heraldo de Tzeencht en carro es soberbio, y los estandartes ya ni te digo sobre todo el de los ogros.
    El añadido ese del busto del enano de la cabecera del blog, es ya el remate final para que se note de que es uno de los vuestros.

    ResponderEliminar
  23. Un ejército soberbio que ya quisieran las vitrinas de muchos coleccionistas incluidos los mismos dueños de la worchop, poder lucir. Felicidades.

    ResponderEliminar
  24. Pues si, es un gran añadido. Un día os tengo que enseñar por aquí el busto del enano, y otro que me hizo de un enano del caos. Seguro que os gustan.

    ResponderEliminar
  25. El ejército es una auténtica pasada, una maravilla, un espectáculo... todo lo que digamos de el es poco. Mis más sinceras felicitaciones por que de verdad que puedes estar orgulloso de este ejército.

    ResponderEliminar
  26. Un ejército alucinante. Coincido con algunos en que es de los mejores que he visto en años. Felicidades.

    A ver si es verdad que nos enseñas los bustos esos, me has dejado con la intriga con lo del busto del enano del caos.

    ResponderEliminar
  27. Y como dices que se llama la iglesia para adorar a este hombre? XD
    Para mi no es que sea de los mejores que haya visto, es que directamente ES EL MEJOR que he visto en mi vida. Yo no llevo demasiado tiempo en este, pero había visto algunos ejercitos muy chulos pero nunca pintado al completo a este nivel. He visto miniaturas pintadas así e incluso mejor, pero solo como miniaturas de exposición no como parte de un ejercito.

    ResponderEliminar
  28. Vaya, el otro día puse un mensaje de felicitación aquí, y ahora no lo veo. No se si se ha borrado o no se llegó a mandar. Ains es que la informática y yo no nos llevamos muy bien.
    Pero bueno, que lo vuelvo a poner y ya está. FELICIDADES por el pedazo de ejército que te has hecho. Como bien dices en la entrada, es una pasada.

    ResponderEliminar
  29. Este ejército es una puta maravilla ^-^ (Perdón por el lenguaje obsceno xD) Que envidia dais con tantas minis antiguas en el ejército.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  30. Y las que quedan por enseñaros jejejeje.

    ResponderEliminar