jueves, 18 de abril de 2019

Sistemas multijuego.


 Muy buenas a todos. Hoy tras mucho tiempo, vuelvo a la carga con un artículo que llevaba ya tiempo queriendo hacer. Voy a hablaros de juegos o sistemas de juego más bien, que se usan para diferentes ambientaciones tanto fantásticas como históricas, o distópicas.

 Y no hablo de juegos como Open Combat (Un gran juego por cierto) o Chain Reacctión (del que ya hablé en el blog hace tiempo) que se crean específicamente sin una ambientación preconcebida para poder ser usados en la ambientación y el trasfondo que nosotros elijamos.

 No, en este caso me voy a centrar en tress sistemas de juego que han tenido un gran éxito y que han visto publicados muchos "módulos" o versiones de su reglamento para multitud de ambienciones.

 En primer lugar voy a hablar de Song of blades & heroes. El juego de Andrea Sfiligoi de escaramuzas fantásticas. Creado en un primer momento como juego de escaramuzas genérico, tuvo tanto éxito que no solo se sacó una versión más avanzada y completa del juego (llamada como no Advanced Song of Blades & Heroes) si no que el sistema de juego se fue adaptando a muchos otros tipos de trasfondo y escenarios.

                                 
Versiones inicial y avanzada del juego
                       

 Desde una versión para jugar Dungeon Crawlers, hasta versiones históricas para las guerras napoleónicas, o las guerras franco-indias. Incluso con escenarios publicados para estas versiones del juego (como Pequot Wars o Beaver wars para el Song of Drums & Tomahawks)
                               

A la mierda el Timoquest 584 aniversario, ya tengo Dungeon Crawler


Escaramuzas en la época napoleónica.

Mi versión favorita de este sistema de juego. Claro que me fascinación por las guerra Franco-Indias tiene mucho que ver en ello.

 La mayoría de todas estas versiones del juego, han sido publicadas por Ganesha Games. Una editorial poco conocida en España, pero que tiene auténticos juegazos (de algunos de ellos, hablaré próximamente aquí) Pero otra editorial más conocida en nuestro país, como es Osprey Publishing, ha publicado también varios juegos basados en el sistema de SOBAH dentro de su linea Osprey Wargames.



Te gusta el Scifi, pero no te gusta ni el trasfondo de 40.000, ni el de Infinity, ni el de...Pues este es tu juego. Ponle tu la ambientación futurista que más te guste. 
Batallas entre hoplitas griegos apoyados por Hércules y Ulises, contra berserkers vikingos que luchan codo con codo con Thor y Loki (o Cernnunos contra Annubis por ejemplo) ¿Puede haber un juego más friki y peliculero?


Pues si lo hay. A este juego peliculerismo precisamente no le falta. Ya que es justo en lo que se basa. Un juego sobre las pelis chinescas de Hong Kong y derivadas. Es que JODER quien puede resistirse a jugar  un escenario de Ong Bak contra la Yakuza japonesa, o de Golpe en la pequeña china manejando a los tres tormentas?
 En nuestro país estos juegos sin llegar a ser tan conocidos como los reglamentos "mainstream" (puto palabro de los modernos para decir simplemente, más populares del momento) Si han llegado a más gente que las versiones de Ganesha games al estar publicadas por una editorial que aunque extranjera igualmente, tiene más presencia de publicaciones en España.
 Además, como pasa con una gran parte de juegos de Osprey, tienen una gama de miniaturas asociadas (que no de uso obligatorio) producidas por North Star, que hace que si nos atrae la ambientación de ese juego en concreto pero no tenemos minis para ellos, podamos recurrir a una sola marca, y no andar buscando por un centenar de ellas para completar las partidas.
 Y los que he puesto aquí son solo algunos de las versiones de este juego que hay. Me consta que hay más, aunque yo no las conozco.



 El segundo juego o sistema del que quiero hablaros es del conocido como ITEN, por las siglas de su primera versión, In The Emperors Name, creado por Charles Murton y Craig Cartmell. Un juego de escaramuzas ambientado en el universo de Warhammer 40.000  que sacaron en un momento entre ediciones del juego de GW, en las que los jugadores no terminaban de decidir si la nueva versión les gustaba o no, si ya era un juego para partidas demasiado grandes etc. El juego no se publicó en libro (se podía descargar libremente) pero tuvo un exitazo enorme entre los jugadores de todo el mundo que lo cogieron con muchas ganas. Aún no había salido Kill Team, Necromunda estaba descatalogado, y el volver a poder jugar partidas entretenidas y con pocas minis era algo que un gran sector de jugadores demandaba desde hacía mucho tiempo.
 El juego tuvo tanto éxito que los creadores decidieron sacar una versión impresa. Pero claro, no podía tener que ver con el universo de GW. Así que decidieron adaptarlo a otra de sus ambientaciones favoritas, el Steampunk Victoriano. Y así nació In Her Majesty's Name


Un juegazo que también está publicado en español.


 En este caso, la situación ha sido la contraria. Osprey publishing les editó la versión original del juego y con dos expansiones (Heroes, Villanis and fiends, y  Sleeping Dragon, Rising sun) Pero las siguientes ambientaciones del juego han sido producidas por ellos mismos bajo el nombre de The Ministry of Gentlemanly warfare. A día de hoy, hay una versión para samurais Daisho, una para vikingos Blood Eagle, y una para horror gótico Gothic (que poco originales)




A pesar de haber coincidido con la explosión comercial de SAGA, la verdad es que este juego tiene muy buenas críticas, y casi siempre está agotado en todas las tiendas.

No lo tengo, pero es uno de los que están en mi lista de deseos ¿Quien va a poder resistirse a llevar a Drácula contra el hombre lobo?

Un buen sistema de escaramuzas para el Japón feudal pero que ahora mismo tiene mucha competencia en ese campo.

 Además, hace ya un mes sacaron al mercado su versión más esperada. Una versión para fantasía genérica, Thud & Blunder. Desde que sacaron In Her Majesty's Name, la gente les pedía una versión para fantasía. Prometieron hacerla aunque siempre dijeron que tardarían un tiempo por que la querían hacer bien. Y la gente durante este tiempo han ido usando las versiones de Blood Eagle y el própio In Her Majesty's Name para jugar escenarios de fantasía. Lo cual no era nada difícil por que el motor principal de estos juegos, nos permite diseñar a nuestras tropas y personajes a nuestro antojo. No tienen que por que llevar armas de pólvora ni ningún elemento moderno, y además su versión vikinga Blood Eagle ya añadía una pequeña sección para fantasía (Criaturas, milagros, magia..)

 Esta versión de su motor de juego tiene una pintaza tremenda, y es sin ninguna duda el siguiente en mi lista de pedidos.




Ale, a pintar todas esas minis de fantasía que no encajaban en ninguno de mis ejércitos. Ya tienen juego.




 El tercer y último sistema/motor de juego del que quería hablaros aquí, es el creado por Daniel Mersey, Lion Rampant.


Con este juego, empezó la fiebre de jugar a Warhammer, sin el reglamento de Warhammer.


 Con Lion Rampant (o León Rampante ya que existe edición en español publicada por HT Publishers) se puede decir que empezó la fiebre de jugar a Warhammer sin usar el reglamento de Warhammer.  El juego, diseñado para jugar partidas ambientadas en la guerra de los 100 años, las cruzadas, o la reconquista en España por ejemplo, se publicó aproximadamente cuando warhammer fantasy estaba muriendo (o lo estaban matando según se mire) La gente buscaba alternativas que no fueran AoS para sus ejércitos. Aunque muchos se decidieron por seguir jugando a octava o versiones de esta, otros por versiones de aficionados (novena, reforged,...) y otros se fueron uniendo a la corriente Oldhammer, muchos otros sobre todo fuera de España, fueron empezando a jugar partidas de warhammer pero usando los reglamentos de otros juegos. Y de todos los que había en ese momento,  Lion Rampant fue posiblemente el que más caló entre los aficionados. Era rápido, sencillo, no usaba muchas minis pero tampoco era un juego de escaramuzas, y a muchos jugadores su sistema les recordó en parte a Warmaster. Además traía al final del reglamento unas pequeñas listas de ejércitos fantásticos de no muertos y elfos. Esto hizo que los jugadores acabaran pidiendo al autor una versión de fantasía, la cual se materializó año y pico después con el nombre de Dragón Rampant (si, de nuevo poco originales)



En su defensa diremos, que el nombre aunque no demasiado original, cumplía la función de relacionarlo directamente con su juego base pero dándole el toque fantástico.

 El juego a mi personalmente me gusta mucho. Como ya hemos dicho, siendo un juego de fantasía genérica, no es un juego de escaramuzas como prácticamente la totalidad de sus competidores (al menos los que tenía en el momento de su publicación, ahora ya hay alguno más como Warlords of Erehwon, del cual ya haré una entrada en profundidad)

 Permite jugar batallas de fantasía con cualquier raza que tengamos o que imaginemos de forma rápida y sencilla, pero sin llegar a ser simple en su concepto.

 Y como el juego tenía muchos seguidores, el autor y Osprey Publishing han dedicido explotar el filón y sacar versiones de este juego para otras ambientaciones (históricas todas por ahora) Y han publicado The men who would be kings, The pikeman's lament, y Rebels & Patriots.


Un juego que se llame como una de mis pelis favoritas de Sean Connery, me tiene que gustar si o si. Además hasta ahora, era el que usaban la gente de 1898 los últimos de Filipinas para representar las partidas con su gama de miniaturas. 
Este juego tiene una gran pega. Que como perros ingleses que son los editores, y la manía que nos tienen, es increíble que en un juego ambientado en la época de las picas y el mosquete, salgan todo dios, menos los tercios españoles.


Otro que ha ido a la saca, como cualquier reglamento que tenga que ver con la ACW, la AWI o las guerras Franco-Indias (si es que lo mio es obsesión pura)



 Para aquel que lo esté pensando, no, todos los juegos que he puesto no son iguales (con su juego original, no entre los tres) Cada versión de cada uno de estos tres sistemas de juego, ha ido evolucionando y metiendo reglas y cambios para adaptar sus reglas a las ambientaciones, armas, armaduras, objetos que podemos utilizar, vehículos o criaturas que nos podemos encontrar en ese escenario de juego.

 Entonces si básicamente son el mismo juego ¿que gracia tiene? Pues precisamente que solo nos tendremos que aprender un sistema de juego y ya podremos jugar en infinidad de ambientaciones con un solo reglamento, aplicando unos pocos cambios.
 Hay quien cree que entonces con tener el original ya te vale. Y si, en principio si, pero para los precios que tienen estos reglamentos (el más caro ronda los 30 euros, y el resto anda en torno a los 14/15) merece mucho la pena tener ya el trabajo hecho si nos gustan las ambientaciones que plantean, y poder jugar a casi cualquier época histórica y con cualquier gama de minis sin necesidad de aprender un nuevo reglamento.

 Si alguno de vosotros ha probado alguno de estos, que me cuente su experiencia a ver que le parecen. 

 Un saludo a todos.









17 comentarios:

  1. Ostras jajajaja nos tienes en ascuas sin poner nada durante tanto tiempo que luego cuando pones algo lo vemos de casualidad XD No ya hablando en serio lo primero son las obligaciones y eso lo entendemos todos y si encima has tenido problemas con el servidor de blogger pues normal que te desanimes. De todos estos juegos que has puesto el único que conozco y he probado es Blood Eagles que lo tiene un amigo. Jugamos unas partidas y a mi me gusto mucho. Pero ellos prefieren SAGA. A mi SAGA no me termina de convencer no se por que y prefiero este Blood eagle pero lo han dejado aparcado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por seguir ahí a pesar del tiempo jejejeje. Blood Eagle a mi me encanta, y bastante más que SAGA, pero como digo arriba ahora mismo es el juego de Studio Tomahawk el que se está llevando el gato al agua. Y ojo, que a mi SAGA me gusta mucho (o gustaba más bien) Es un juego muy sencillo de aprender, que no de dominar, y eso hace muy fácil la entrada de gente al juego aunque nunca hayan tenido contacto con los wargames de miniaturas. Blood Eagle en cambio, sin ser para nada un juego complicado (todo lo contrario) si que para alguien totalmente novato en este mundillo puede parecer más enrevesado.
      Para mi SAGA era un juego perfecto, hasta esta segunda edición. Que aunque el reglamento en si está mejor (han arreglado pequeños fallos del original) en el tema de listas y demás se les ve a la legua que han tirado para el competitivo. Y ya sabéis lo que pienso de esos culodur...perdón, de los "competitivos"
      Se que es donde está el dinero para un empresa de juegos, y entiendo perfectamente que donde dije Digo digo Diego, y me guardo mis principios mientras fluya el dinero. Pero a mi ya me pierden como cliente. Y eso que lo de tener un solo reglamento para todas las épocas y ambientaciones sonaba genial. Este artículo precisamente va de eso.

      Eliminar
  2. Coincido con el compañero deberías aviar de alguna manera. Que hace mucho que no pones entradas y no nos enteramos.
    Y de estos juegos y he probado IHMN y me gustó bastante, a pesar de que el Steampunk no es algo que me atraiga demasiado. Pero me gustó su motor de juego así que supongo que Blood Eagle y el de fantasía me gustarán aún más.
    De los otros solo conozco el Song of blades de oídas. Todo lo que he leído y he escuchado de el ha sido bueno, así que supongo que habrá que probarlo. Y si me gusta y el de mitología usa el misma sistema posiblemente me lo acabe pillando, que creo que también está en español o a mi me ha parecido verlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Sergio. Pues el problema es que antes cuando subía una entrada lo notificaba por G+, pero como ya no existe el botón, no lo puedo compartir, o al menos ya no se como se hace ahora. Igual que ahora mis comentarios aparecen sin mi avatar y no se cambiarlo.
      Respecto a lo de "De dioses y mortales", si que está en español. Dia Cash publicó en España varios de los reglamentos de Osprey traducidos (De dioses y mortales, Ronin, y En Nombre de su Majestad) y luego ha sido HT Publishers la que se ha quedado la licencia y está traduciendo los reglamentos de la editorial inglesa. Por ahora toda la gama de Frostgrave y Ghost Archipielago, León Rampante, Gaslands, y se que tienen ahí en el tintero a punto de salir algunos títulos más.

      Eliminar
  3. Me encanta esta entrada. A Dragon Rampant le estoy dando con unos amigo y mola mucho. A veces es un poco simploncete en cuanto a algunas mecánicas como la magia, pero lo prefiero a reglamentos que se complican innecesariamente para cosas como el movimiento, la resolución de los combates y otras cosas primordiales de un juego de batallas.
    De los demás que has puesto me atrae mucho el de los griegos y vikingos. Nunca he probado el sistema ese del Song, aunque si he escuchado hablar mucho de el. Eso si por lo que tengo entendido, la gente que conoce ese sistema de juego, o lo adora o lo odia. Sin término medio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, el sistema de SOBAH es uno de esas cosas que lo amas o lo odias. A todos los que conozco que lo han probado, están igual con ese juego.
      El de "griegos y vikingos", si te gusta la fantasía y la mitología, es un gran juego (si te gusta SOBAH claro)

      Eliminar
  4. Tengo alguno de estos juegos apuntado pero aun no han caído, especialmente le tengo ganas al Dragon Rampant, que como dices tiene buena pinta para batallas tipo Warhammer, y al Of Gods and Mortals, para sacar del garaje unas minis de Crocodile Games que nunca he acabado utilizando. Por lo que leo tienen mucho trabajo detrás y sobretodo simplifican mecánicas que es algo que hoy me parece básico en estos juegos. Entrada muy interesante, muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por comentar. Las minis de Wargods of Aegiptus estaban muy chulas, pero su reglamento dejaba mucho que desear. Supongo que eso, sumado al precio elevado de su productos, fue lo que hizo que el juego no acabara nunca de despegar.
      Pero como dices, sus minis encajarían muy bien en Of Gods & Mortals. Y como además tambien tienen la linea de Wargods of Olimpia, tambien tendrías minis de esa marca para los griegos.

      Eliminar
  5. Muy buen post.
    Yo tengo algunos de estos reglamentos aunque nunca los he jugado.
    Lo cierto es que tenemos tantos juegos que no hay forma de coincidir en qué jugar. En nuestro club, se produce el efecto de que cada jugador tiene sus reglas favoritas y es difícil que dos se pongan de acuerdo. Por otro lado los jugadores que prueban cada semana un juego y ninguno termina de covencerles. Pero como la semana siguiente ya han publicado (y han comprado) otro...
    Por fortuna, la fiebre "retro" consigue poner algo de cordura y nos junta a un buen grupo de jugadores en torno al viejo warhammer, tanto para histórico como para fantasía.

    Al final lo de menos son las reglas. Lo importante las miniaturas bien pintadas y las ganas de pasarlo bien jugando con algo de imaginación.

    Y no competir. Fundamental.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Al final lo importante como dices es montar una historia en la mesa de juego. Para jugar solo a ver quien gana, hay juegos infinitamente mejores. Desde las damas, al ajedrez o el Go.
      Esto es otra cosa, y el reglamento al final es algo secundario casi.

      Eliminar
    2. De todas formas, estos que nombro tienen la ventaja de poder iniciar a nuevos jugadores de forma sencilla, y con la ambientación que más os guste aprendiendo un solo reglamento de base.
      Para los grognards como nosotros, donde se ponga un buen reglamento de Fantasy 3a edición ¿Eh?

      Eliminar
  6. Espero que haya nuevos artículos en el blog en breve. Aunque sean cortos.
    ¡Y miniaturas!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intentaré ir poniendo entradas sobre lo que he ido pintando en este tiempo, y que no he podido subir al blog. Como el proyecto de la ACW que llevamos mi hermano y yo.

      Eliminar
  7. Una entrada muy interesante. He oído hablar mucho de varios de estos juegos, y siempre cosas buenas. Pero a decir verdad, no he probado ninguno. Al final tendré que haceros caso y pillarme alguno. El que dices de Osprey que usan los de 1898 miniatures, yo los ví hacer unas demás en las Hispania, y pensaba que era un reglamento de ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se que tienen en mente con el tiempo, sacar un propio, pero por ahora para jugar sus partidas hacen adaptaciones de este reglamento de Osprey, o del Black Powder para batallas más grandes.

      Eliminar
  8. Dragon Rampant y Lion Rampant son ambos unos juegazos. No sabía que los otros que has puesto estaban basados en el mismo juego. Siendo así seguramente me pille alguno más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, evidentemente hay cambios entre ellos, pero son para adaptar las reglas específicas al periodo que se pretende jugar. Evidentemente el armamento usado, no va ser el mismo en Lion Rampant que se centra en la edad media, que en The men who would be kings que está basado en la época colonial, casi ya metidos en los principios del siglo XX

      Eliminar